lunes, enero 22, 2018

El curioso incidente del Tranvia de Zaragoza con el carril bici.

El sábado murió otra persona, y van 5, atropellada por el tranvía en Zaragoza. El número no parece relevante, pero es que solo hace 5 años que funciona y ya lleva contabilizados 31 accidentes en una linea que no tiene más de 12 kilómetros.

 El heraldo de Aragón publica el lugar y sentido de la marcha de los accidentes. ¿Nadie se ha dado cuenta de las concentraciones de accidentes por sentido de la marcha?

Uno podría mirar el mapa al revés y concluir que no hay nada que concluir de ello salvo el detalle de que ese sentido de la marcha se distingue del otro por la existencia del carril bici.

Si nos vamos a un lugar en el que cada sentido se realiza por una calle distinta, vemos que la avenida Gomez de Avellaneda ha registrado 8  accidentes, frente a los 2 de la avenida María Zambrano.

No conozco estas dos calles... pero por curiosidad he mirado en el Google Maps y que curioso, la primera tiene carril bici y la otra, no.

Sobre el total de accidentes, se han registrado solo 5 en un sentido y 26 en el otro. Muchos para ser una simple casualidad, aunque puede serlo, no digo que no, como puede serlo también que la única diferencia entre ambos sentidos sea precisamente el carril bici.

También llama la atención que el lugar en el que el tranvía comparte su espacio con una plaza y calle llena de peatones no se concentren los accidentes. El tranvía hace aún menos ruido si cabe entre la plaza España y Cesar Augusto, pero curiosamente, no hay carril bici.

No le echo la culpa de los accidentes a las bicicletas, pero algo me dice que las dos circunstancias tienen algo que ver, no tanto por la existencia de los carriles bici, sino por la forma de disponerlos.

El hecho de que sean tantas las bicicletas que no respetan a los pasos de peatones como peatones que se saltan los semáforos sería también digno de estudio, pero eso lo dejo para la compleja guerra de la convivencia ciudadana.
 

jueves, enero 04, 2018

Sobre lo que importa en la vida.

Hace unos días estaba preparando un dossier con mi análisis sobre Cataluña, como si fuera capaz de decir algo que no se hubiera dicho antes, como si por el hecho de escribirlo hubieran más probabilidades de que alguien lo leyera y pensase como yo después de hacerlo.

Volví otra vez a pensar en la obsolescencia programada y entrado el año las noticias sobre microsoft confirmaron mis pensamientos y alimentaron un artículo que tampoco llegué a publicar.

También me acordé de refugiados sin refugio, de asesinos y asesinados, de violencia de género y todas las discriminaciones, hasta me acordé de los reyes magos y las absurdas discusiones sobre lo que son las tradiciones y como nacen, se reproducen... y mueren. En algún sitio leí algo sobre las tradiciones y las dictaduras de los muertos sobre los vivos... pero ahí quedó, tampoco publiqué nada.

El último borrador borrado versaba sobre el 4% de subida de salario mínimo, unos 40 euros al mes que no daban para pagar la subida de agua, luz, gas y transportes... es decir, que si la comida tenía la mala costumbre de subir de precio, iba a servir para adelgazar lo que no llegaron a engordar durante estas fiestas.

Pero no... no publiqué nada. No quería terminar el año con tristeza, no quería empezarlo como terminó, pero al final resulta que tengo razón en la fórmula que empleo para "felicitar" el año nuevo. Siempre hablo de vueltas al sol, y básicamente vivimos en una especie de rueda deforme dando vueltas alrededor del sol. Decir que las vueltas empiezan en tal o cual punto y que la siguiente vuelta tiene que ser mejor o peor que la anterior obvia que el paseo que realiza la tierra alrededor del sol tan solo tiene de distinto la distancia a la que se haya en cada momento del mismo. El año no empieza el 1 de enero porque haga más frio, no porque estemos más cerca o lejos. A fin de cuentas, el hemisferio sur no empieza el año el 1 de julio ni piensa que el siguiente dia empiece otro ciclo.

En cada momento del año empezamos una vuelta que acaba justo un año después y sin embargo tan solo pensamos una vez al año en deseos de felicidad que tienen un año de caducidad.

Las estadísticas de blogger me dicen que hay mucha gente que lo lee o que pasa por aquí, pero muchos de ellos pueden ser simples bots analizando lo que escribo, buscando patrones y datos para empresarios, servicios de información o simplemente para añadirlos al big data, el gran hermano de internet.

Sin embargo, un único comentario a una entrada en la que no se comenta nada sobre la misma deseando paz me ha hecho pensar en las cosas que realmente son importantes.

No es lo único que importa en la vida, pero desde luego sí es bastante importante y pensando en la paz me ha venido a la mente un artículo de antes de ayer sobre el humor, este publicado por José Mota, que nos recuerda que casi nada es para tanto y me he dado cuenta de que no recuerdo la última vez que me reí de verdad. No me refiero a la risa fácil de un meme de wasap, sino a reírme hasta olvidar todas mis penas, sentir dolor por la presión de los músculos al reirme, llorar de risa y no ser capaz de parar de hacerlo.

Así que a todo el mundo le deseo para todos los años que empiezan en cada instante de la vuelta permanente al sol que no necesiten más riqueza que la que ya posean, pero que estén como estén, sean capaces en todo momento de reirse tanto como para llorar de risa, y que esos llantos sean los únicos que se puedan escuchar.

Les deseo a todos que sean capaces de desear al prójimo lo mismo que pretendan para ellos mismos, y que nadie desee para nadie lo que no quiera que deseen para él.


 


miércoles, diciembre 13, 2017

Movimiento por la independencia del Condado de Barcelona.

En la radio, en la televisión, en la prensa, cada vez que escucho a alguno de los representantes de aquellos que reclaman la secesión de Cataluña, el argumento principal sobre el que pretenden sostener la legitimidad de su declaración de independencia es siempre el mismo.

Dicen obedecer el mandato emanado de la consulta del 1 de octubre. No importa que el estatuto de autonomía no les permitiera realizar dicha consulta, no importa que tampoco dispusieran de la mayoría cualificada que el propio estatuto señala para proceder a un cambio en el mismo, no importa que el constitucional indicase que se trataba de una consulta ilegal y que por tanto los ciudadanos que decidieran no mantenerse al margen de la ley acabarían por no ir a votar y lo que es más significativo, no iban a participar en ninguna de las mesas electorales que se constituyeron a mano alzada entre los que decidieron no cumplir un mandato legal.

Los hechos posteriores indican una fuga significativa de capitales de Cataluña y la inseguridad jurídica y social ha provocado el traslado de las sedes sociales de más de 3000 empresas, alguna de las cuales lo han hecho también de sus sedes fiscales por no hablar del parón en la inversión y turismo y del nulo reconocimiento internacional salvo por parte de organizaciones de extrema derecha.

Nuevamente, las declaraciones de los líderes independentistas achacan todos los males a la acción policial en su vana pretensión de evitar un delito y a que en realidad se debe a la pérdida de confianza en España en general. No indican que dichas empresas no se han trasladado a otros países de la UE sino que se mantienen dentro de España porque la desconfianza se ha generado exclusivamente en Cataluña, tampoco mencionan que acciones policiales más contundentes como las que se produjeron el 15M no provocaron ningún traslado de empresas ni capitales.

Ahora, cuando aún no se sabe cual va a ser el resultado del 20D, ya están reclamando que se reconozca el resultado del mismo como si la intención de dichas elecciones fuera la de dirimir de nuevo el derecho a la independencia y aplicación de facto.

Parece que la expresión "mayoría cualificada" sigue sin tener sentido. No hay duda de que todos los que votaron en su día a JxSi, estaban expresando su intención de ser independientes aunque desconocieran el efecto real de dicha independencia. Pero existiendo una opción tan evidente, los hubo que votaron por otras opciones sin indicar expresamente si querían ser independientes o no. Los de la CUP más que independizarse de España lo que reclaman es independizarse del mundo y todos los sistemas de organización que existen en el mismo. En Podemos los hay que se alinean con la CUP en este sentido, y los hay que no, de ahí la indefinición de sus dirigentes que ponen un pie en cada cesto.

El PSC no aboga por la independencia sino una especie de Estado Federal, aunque lo reclama siguiendo los cauces legales establecidos y tanto C's como el PP son contrarios a cualquier tipo de escisión o diferenciación con el resto de las comunidades.

La cuestión es que resulta difícil considerar que el resultado de dichas elecciones indique claramente la intención de los votantes de ser o no independientes. Además no se trata de un referéndum, lo que se eligen son los representantes del parlamento, y cada uno tendrá detrás un número distinto de votos en función del distrito electoral. Vamos... que podría pasar que el que más votos tenga, no sea a su vez el que consiga más escaños.

Ese 50% +1, de los votos no se traduce al 50% +1 de los escaños. Pero no olvidemos que el marco legal de referencia sigue siendo el español y el del propio Estatut. De nuevo, un cambio sustancial, y sin duda la secesión es el mayor de los cambios posibles, requiere de una mayoría cualificada que no se obtiene con 68 escaños. Hacen falta 2/3 de 135, es decir 90.

¿Por qué resulta que los líderes secesionistas no consideran esos números ni los traducen a votos para reclamar también esos dos tercios de la población para avalar una secesión?

Vayamos un poco más lejos, Cataluña consta de cuatro circunscripciones electorales. Las razones de porqué son éstas y no otras, se debe a cuestiones históricas. El tiempo puede haber variado el tamaño y composición de las mismas y estas a su vez se dividen en otras unidades que retrocediendo en el tiempo se conforman por vasallajes y derechos sobre propiedades de unos u otros nobles. Los terrenos históricos pueden haber variado pero la reclamación de independencia se realiza exclusivamente sobre los terrenos actuales. No voy a entrar en el asunto de si estos debieran llegar a Alicante, Mallorca o Fraga aunque los secesionistas sí que los reclaman aunque sin otorgarles derecho a voto.

la cuestión es que tan histórico es cada una de las cuatro provincias catalanas como parte del conjunto "Cataluña", como Cataluña lo es del conjunto "España."

¿Aceptarían un referéndum convocado por la subdelegación del Gobierno en Barcelona por la independencia del histórico condado del mismo nombre, pero solo referido a la actual provincia de Barcelona?, podrían decir que no es nada contemplado en el Estatut... pero aplicando la misma lógica secesionista, ¿eso importa?, además siempre se podría plantear la consulta ofreciendo la opción de quedarse en España y cuando el político de turno dijera que los bancos no se iban a ir, puede que hasta tuviera razón.

Un secesionista catalán no aceptaría la posibilidad de que alguna de sus partes "históricas" realizase un referéndum al margen del resto de las actuales provincias que componen el conjunto "Cataluña".

La Constitución Española es la Norma que impide la misma situación de secesión descrita con respecto a una de sus partes, y sin embargo no excluye la posibilidad de que Barcelona se convirtiese en otra comunidad dependiente de España. Lo único que se opone es el Estatut, claro que para hacerlo legalmente necesitarían 90 votos de 135. Pero si aplicasen la misma filosofía que usan los secesionistas, bastarían con 43 de los 85 diputados exclusivos de la provincia de Barcelona.

No he escuchado a ningún secesionista ofrecer esa posibilidad, a fin de cuentas una habitante de Lérida tiene tanto derecho a vivir en Lérida como en Barcelona, no pueden quitar una parte. A fin de cuentas, no todos pueden vivir en la misma ciudad, alguien tiene que cuidar las gallinas y cultivar el campo. ¿como van a votar sin contar con Lérida, Tarragona o Gerona? Pues del mismo modo que en Cataluña hay quien pretende hacer lo propio sin contar con Madrid, Asturias o Cáceres.

Lo curioso es que el procedimiento para conseguirlo sí existe. Los secesionistas se quejan de que les dejan hacer campaña por la independencia, pero que no les permiten ejecutarla. Ahí discrepo. Sí que  les permiten ejecutar sus programas independentistas. Solo deben hacer política con el resto de las regiones de España y convencer al resto de que ellos pueden ir por libre. Primero cambian la constitución con las mayoría requeridas, después se realiza el referéndum en toda España con los porcentajes que establezca la nueva constitución y por supuesto también cambian el Estatut consecuentemente para permitir a sus partes exactamente lo mismo que pretenden conseguir. A fin de cuentas es una ley no escrita de la naturaleza humana, "No desees para tí, algo que no quisieras para el resto" o esta otra, "No desees al resto lo que no quieras para tí".

Pero si lo hacen saltándose las normas superiores, deberían estar preparados para que otra parte, el condado de Barcelona, hiciera lo propio, y es posible que éste sí consiguiera apoyo... por lo menos el del resto de España.


martes, diciembre 12, 2017

Primera victima mortal del antiespañolismo.

No ha sucedido en Barcelona, aunque no sabemos si es una de las muertes que anunciaba Marta Rovira al hablar de la represión que decía que iban a sufrir los nacionalistas. Quien sabe, igual nos equivocabamos y cuando hablaba de muertos por llevar una bandera no se refería a esa mezcla entre aragonesa y cubana que han adoptado los secesionistas en Cataluña.

A lo mejor ahora dicen que  a Victor Laínez lo mataron por ser catalán, que lo era de Terrassa... que bien mirados, los tirantes que llevaba con la bandera española tenían cuatro bandas rojas y obvian las simpatías que su asesino, un tal Rodrigo Lanza debía tener con los pacíficos de la CUP y otros antisistema al compartir con ellos aficiones tan democráticas como realizar fiestas en locales ocupados o mear por la calle.

Curioso me resulta que se autodenominen antifascistas cuando lo que ha hecho, y el porqué lo ha hecho, es síntoma clarividente del más ferviente fascismo nazi.

Le mató porque estaba marcado para ser asesinado. No llevaba la estrella de David, solo llevaba unos tirantes con los colores de la bandera de su país que por otra parte coincidían con los colores de la bandera de la comunidad en la que le mataron, los mismos de la comunidad en la que nació.

Me imagino que Rodrigo no tiene bandera, ni patria, ni padre ni madre que le crió. Es posible que Rodrigo no pague impuestos pero seguro que de algún lugar saca el dinero para vestirse, comer y ponerse hasta arriba de lo que sea que tome ya que el "antisistema" paga sus copas con tarjeta de crédito, hasta es posible que cobre por no hacer nada y no le importe okupar una vivienda que otro ha pagado con sus impuestos.

Llamaba fascistas a los que llevaban banderas y ha resultado que el único fascista que veía era aquel al que de vez en cuando observa al otro lado del espejo... suponiendo que se mire a alguno cuando se asea... suponiendo que lo haga.


Yo no conocía a Víctor, solo se que le gustaban las motos y con su Harley pertenecía a un club de tantos que hay por toda España. Los Templarios de Zaragoza.

La estética de un motero suele llevar a engaño. La gente los ve con sus chupas, sus parches y sus pañuelos y cree que son mala gente, que son como aquellos que salen en las películas americanas amenazando a la gente por la carretera, pero en realidad son gente como todos los demás, los hay más listos y los hay más torpes, los hay con más dinero y los hay con menos, los hay de tantas nacionalidades como naciones, regiones, ciudades, pueblos, barrios y clubes y los hay que pertenecen a más de una de ellas.

Pero son los mismos que después vemos en encuentros benéficos, como éste por la asociación de Padres de niños oncológicos de Aragon, este otro contra el cáncer en Rosario o esta otra en Cariñena a favor de AFEDAF los de Zaragoza, en particular son además dados a los motoalmuerzos en los que se juntan con otros muchos para alimentar el colesterol que corre por sus venas.

Víctor era catalán de nacimiento, y español, como lo son todos los catalanes que se precien de serlo. No se como ocurrió, pero los antecedentes violentos los acumulaba su asesino Rodrigo que ya agredió a un policía local de Barcelona al que por cierto, también dejó en coma. Me pregunto si su madre también denunciará ahora al juicio que se haga de racista... pero no, sus abogados le recomendarán que no lo haga, pues si alguien pecó de racista, si alguien merece el apelativo de fascista, es su hijo.


sábado, diciembre 02, 2017

A perro flaco.

Lo que no dice el refrán, es como estaba el perro antes de que llegasen las pulgas. Pues éstas no son tontas, y siempre será mejor chupar de aquel que tiene más sangre ya que tanto el flaco, como el gordo, no se las podrá quitar de encima sin ayuda.

La primera pulga, el 3%, contaba con que el perro sería capaz de producir suficiente sangre como para aguantar la sangría. Lo que ya no contaba esa sanguijuela es que los que están dispuestos a pagar un 3% en negro, tienen a su vez intención de recuperar, también en negro ese 3% más un beneficio que compense el riesgo. Así, vamos bajando y liandonos en un entramado que al final deriva en negocios en los que el 3% se convierte en el 97% restante.

Los que entran en esa dinámica no son empresas que tengan una sede social que pueda cambiar de lugar pues nadie sabe donde se encuentra. Crimen Organizado, Mafia siciliana, Camorra, Ndrangheta, Mafia Rusa, Bratvá, o Mafia Albanesa por citar unas cuantas, están repartidas por todo el mundo pero sienten predilección por aquellos lugares en los que se dan dos circunstancias en particular. Capacidad de hacer negocio y un sistema policial-judicial desbordado o anulado.

Roberto Saviano destapó la caja de los truenos en Nápoles al hablar claramente de la Camorra. Hasta entonces, era algo que todos sabían pero que no se ponía demasiado de manifiesto, "hacían negocios" y sus luchas internas no trascendían demasiado al resto del país. La mafia siciliana copaba los titulares y el trabajo de los jueces y fiscales más el de un sector especializado de los carabinieri.

Pero basta echar un vistazo a Nápoles y vivir una temporada en la misma para descubrir que lo que fue una bella ciudad, está dominada por distintos clanes a los que no les importa lo más mínimo otra cosa que no sea ganar dinero y demostrar su poder. Edificios en ruinas, carreteras destrozadas, planes urbanísticos inexistentes, depuradoras estropeadas, y basura, mucha basura.

El jefe de cada familia sabía que la palabra futuro no estaba en su vocabulario. Todo era presente, y cuando pesaba una orden de detención sobre uno de ellos, se escondían en zulos que no estaban más allá de Giugliano o Casal di Principe. No se escondían en otro lugar porque sabían que allí no tendrían nada que hacer.

Pero esto ha cambiado, el destino juega curiosas pasadas, debe tratarse de algo cíclico. Resulta interesante la trayectoria de los almogávares en Sicilia y Calabria. Aquellos se acabaron convirtiendo en la Gran Compañia Catalana, un ejército de mercenarios comandada por Roger de Flor que luchaban por quien pagase. Quien sabe si de aquellos acabaron naciendo las distintas organizaciones mafiosas. Pero lo que sí está bastante claro es que a los Napolitanos les gusta mucho Barcelona.

Recuerdo que Saviano, viviendo cada vez en un lugar con una escolta permanente de Carabinieri y sin dormir dos veces en el mismo lugar, ya lo avisó. La Camorra se estaba estableciendo en el Mediterraneo español, y "Els paḯsos Catalans" estaban mucho más próximos a convertirse en una provincia de la Camorra que Al Andalus en un nuevo califato. No solo trabajan  aquí, viven aquí y matan y les matan aquí. De momento todo queda en "ajustes de cuentas", pero el último incidente ha entrado en el más puro estilo de la Ndrangueta, y los hay que se congratulan de que se maten entre ellos. Craso error.

Cuando moría alguien a tiros, se decía que había sido un ajuste de cuentas y la gente simplemente ignoraba la noticia. Hace unos años Xavier J.P. fue sospechoso de intentar asesinar a un capo de la Ndrangueta, ¿en Calabria?, no, los capos ya no viven allí, fue en Lloret de Mar.

El jueves pasado, Xavier moría por la explosión de una bomba lapa debajo de su coche ¿en Napoles?, no, en Viladecans, la prensa dijo que era un ajuste de la mafia de la prostitución. El cambio en el modus operandi es significativo, ya no se esconden. Es una señal a navegantes de que los almogávares han vuelto a casa. Están perfectamente acostumbrados al caos, y son perfectamente capaces de vivir de la decadencia de regiones en las que no existe el respeto a la policía.

Las estructuras mafiosas necesitan de esa decadencia, necesitan empresas dispuestas a funcionar de tapaderas legales, de un sistema político con una hacienda encubierta y de un sistema policial cerrado y reducido, algo fácil de controlar. Todo lo que el prusés les está brindando en bandeja.

Es evidente que no todos los secesionistas saben que están vendiendo su país a las mafias, alguno podrá alegar que esas mismas mafias están extendidas por otras regiones de España y que su policía no es la única susceptible de caer en sus redes. Es cierto, manzanas podridas las hay en todos los cestos. Pero cuanto más grande sea el cuerpo, más difícil será que la enfermedad lo acabe controlando en su totalidad.

No creo que todos los dirigentes secesionistas sean a su vez conscientes del lugar al que se dirigen, según ellos lo que pretenden es amputarse de la enfermedad que dicen observar no solo en España sino en toda Europa. Lo que no se dan cuenta es que el brazo que se amputa, no es el sano, es el enfermo y de un brazo gangrenado es muy difícil que vuelva a salir un cuerpo sano.